Unirse

¿Es para usted la vida religiosa?

¿Tiene edad entre 21 y 45 años?
¿Quiere promover justicia para los económicamente pobres?
¿Quiere promover el rol de mujeres en la Iglesia y sociedad?
¿Quiere promover cambio sistémico?

¡Por favor de seguir leyendo!

Somos mujeres que hemos respondido a la llamada de Dios a vivir los consejos evangélicos de castidad en celibato, pobreza y obediencia. Nuestra vida en comunidad apoya tanto nuestra vida espiritual como nuestro ministerio. “Es visión nuestra que la comunidad sea un signo de la presencia de Cristo entre nosotras y una fuente de un gran poder apostólico. (Constituciones CSA #39)

Somos mujeres que viven, aman, y sirven en 18 estados de los Estados Unidos y en dos países en América Latina. Nos vemos como testigos gozosos de Cristo resucitado y respondemos a la vida con integridad y gozo. Somos mujeres que colaboramos con asociados quienes creen en nuestro carisma y también se comprometen de todo corazón a nuestra misión.

Somos mujeres comprometidas a ministerios que responden a la llamada de la iglesia de oír el grito de los pobres, siguiendo a Jesús cuya misión fue de “traer las buenas noticias a los pobres, sanar a los de corazón quebrantado, a proclamar libertad a los cautivos y libertad a los prisioneros.” (Lucas 4:18) Ministramos en áreas de educación, el cuidado de salud, ministerio pastoral, dirección espiritual, y servicio social.

Le animamos a explorar nuestras páginas digitales para más información.